Es una de las razas más populares que son reconocidos con facilidad, son los pastores alemanes, ya que su aspecto es musculoso, noble y también, atento. Son perros muy equilibrados y ágiles, pero también un tanto distantes. Su movimiento denota su elegancia y orgullo.

Sus pelajes pueden ser de varios colores predominando el color negro y los matizados. El estándar de esta raza tiene un manto de pelaje superior lacio, duro y áspero, su interior por su parte es bastante grueso. 

Cuando los pastores alemanes son machos adultos es de unos 63 centímetros y sus hembras tienen un tamaño de unos 58 centímetros. Su peso puede variar entre 30 y 36 kilogramos, por ello estos perros grandes con pelaje largo o medianamente largo, necesitan hacer bastante ejercicio.

Se originó de distintos perros del grupo pastores y se creó inicialmente para las labores de pastoreo, aproximadamente se conoce su origen hasta el siglo VII. Se sabe que se dio a conocer en 1882 y ya en 1899, formaba parte del club especializado en dichas razas, conocido como Verein für Deutsche Schaferhunde, donde se encargaron de entrenar a sus ejemplares para que trabajasen como perros policías y como parte de las fuerzas armadas, salvándolos de su extinción durante las crisis económicas y sociales de principios del siglo XX.

Durante la I Guerra Mundial, en Alemania estos perros fueron mensajeros y apoyaban la localización de soldados y civiles heridos. Se conoció que los soldados de ejércitos aliados destacaban su inteligencia y valor de los pastores alemanes y muchos llevaron un perro de esa raza a casa cuando terminó la guerra, por lo que se expandieron por muchos países. 

Temple

Su temple o temperamento les permite relacionarse con mucho afecto con su familia, con quienes quieren pasar el mayor tiempo posible, es una raza que amerita de mucha atención. Es un perro guardián que está atento y que es incorruptible. Sin embargo, pueden ser nerviosos o indisciplinados sino se les garantiza socialización y entrenamiento temprano, desde cachorros. 

Los pastores alemanes son ansiosos, pero aprenden rápido porque tienen la ventaja de que prestan atención y saben demostrar que comprenden lo que se les enseña durante sus entrenamientos, ejercicios y juegos.

Salud 

Son una raza que puede presentar enfermedades gastrointestinales, especialmente trastornos en su estómago que se denomina torsión gástrica o dilatación estomacal. Los pastores alemanes también pueden sufrir de epilepsia y otras enfermedades de la médula espinal. 

Pueden sufrir de trastornos en sus articulaciones especialmente de displasia de cadera y codo, que puede generar en problemas de movilidad. Siempre recomiendan hacer todos los diagnósticos pertinentes, incluyendo examen de cadera antes de dedicarse a crianza de esta raza de perros.

Deporte

Cuando son perros muy jóvenes es importante que hagan ejercicios de baja intensidad, para evitarles daños a futuro, sobre todo en sus articulaciones, ya que están en formación y suelen ser muy blandas. Cuando son perros adultos, los pastores alemanes ameritan de hacer más de dos horas de ejercicio cada día.

Nutrición 

Tienen un gran apetito como todos los perros de razas grandes pero requieren de menús que les provean de equilibrio en nutrientes muy específico, ya que necesitan consumir más minerales y vitaminas que las razas pequeñas. Como puede ser propenso a inflamaciones en su estómago, es mejor servirles raciones pequeñas de comida, pero con gran frecuencia, durante el día. 

Limpieza

Son perros que necesitan que su pelaje se cepille de manera vigorosa y varias veces cada semana, con el fin de eliminar el pelo que se les cae o en mal estado. Los que tienen el pelo más largo es necesario peinarlo antes de cepillarlo. No se recomienda cortarle el pelaje y bañarlo solo cuando sea necesario. 

Sin lugar a dudas, un perro ideal, pero no puedes dejar pasar la oportunidad de conocer al Komondor, una de las razas más bellas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *