Son perros que se originaron en Hungría que miden entre 60 y 7 centímetros y llegan a pesar entre 40 y 60 kilos. Son perros pastores y de guardia, de trabajo de campo y en las casas que tienen una esperanza de vida promedio entre 10 y 12 años. 

La historia de los perros komondor son muy populares en Hungría, al igual como los de las razas mudi y puli, que también son perros pastores y su pasado es prácticamente incierto, por lo que su historia es controvertida y tiene varias versiones de cómo llegó hasta Hungría. 

Una historia dice que llegaron a territorio húngaro en  año 900, con las tribus del príncipe Arpad que se instalaron en la estepa. Otra versión es que la raza llegó cuando los mongoles invadieron a Hungría en el siglo XIII. En resumen, fue un perro muy apreciado que los húngaros incorporaron a las tareas de pastoreo. 

Son perros fuertes, robustos y grandes que pueden ser muy pesados, dada su gran musculatura y gran cantidad de manto de pelaje que es espectacular y que se reconoce por sus llamativos mechones que son separados y que se notan muy bien definidos, como unas rastas, que le han atribuido su sobrenombre de perros rastafaris. Sus rastas se definen desde sus seis años o más.

Cuando nacen tienen su pelo muy rizado y son cachorros que después de sus ocho meses su pelaje empieza a crecer y volverse más grueso, es una característica común con los perros puli, también de Hungría. 

Cuando son adultos en ocasiones pueden confundirse con ovejas desde cierta distancia, ya que sus rastas o mechones pueden medir más de 25 centímetros de largo. Tienen ojos ovalados y oscuros y sus orejas son en forma de V, ya que cuelgan a los lados de su cabeza. 

Temperamento

Los perros de la raza komondor se caracterizan por su tranquilidad, su decisión y su valentía, ya que son muy seguros y también, pueden ser perros algo testarudos. Los adiestradores de perros con experiencia en estos perros, opinan que no son fáciles de adiestrar por su temperamento.

Son perros con un gran instinto hacia la protección y la guardia, por lo que no confía en los extraños. Cuando logran adaptarse suelen ser muy pacientes con los niños.

Los expertos recomiendan que se eduquen y socialicen desde cachorros para que sean muy buenas mascotas, cariñosas y muy afectuosas con sus familias. Lo que no controlan es su independencia y necesitan de espacio para campar a su manera. 

Cuidados

Son perros que necesitan moverse libremente, por lo que hay que tener mucho espacio si se quieren tener de mascotas, además no pueden permanecer dentro de la casa, solo si las condiciones externas son extremas en cuanto al calor o la lluvia, estos perros siempre prefieren estar con autonomía y al aire libre. 

Tienen gran resistencia al frío por su pelaje súper tupido, pero toleran poco la lluvia y no es recomendable que se mojen con ella, ya que su pelaje es muy difícil de secar, porque sus mechones absorben mucho el agua. Es bueno saber que su pelaje no debe peinarse, ni cepillarse, solo puede sepáresele para adecentarlo a mano para cuidar sus mechones con delicadeza. 

Sin embargo, su pelaje es propenso a albergar desde espigas hasta parásitos, por lo que debe revisarse su cuerpo para eliminar todo lo que se le pueda enganchar en su cuerpo peludo. Su baño regular puede ser cada dos meses y también es bueno llevarlo a la peluquería canina algunas veces, ya que sus mechones no dejan de crecer y es bueno cortarlos, de vez en cuanto. 

Si te gustan los perros majestuosos, no puedes perderte el Colie de pelo largo, una maravilla de la naturaleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *