Son perros hermosos, musculosos y compactos con pelaje de color azul, azul y canela, azul moteado o negro y canela, rojo, rojo y canela o de color rojo moteado. El tamaño cuando son adultos, en el caso de los machos es de 46 a 51 centímetros, el de las hembras de 43 a 48 centímetros. El peso de ambos casos es de entre 17 y 23 kilogramos. 

Son perros de tamaño medio con pelo corto y suave que toleran medianamente a otras mascotas y que no se adaptan a estar solos por mucho tiempo, solo unas tres horas. Tienen un instinto de perro guardián muy alto, pero no son demasiado ruidosos. Son mascotas del grupo pastores y boyeros que deben bañarse una vez a la semana, pese a que no suelen sufrir de alergias. 

Su origen

Fueron perros que pertenecían a ganaderos australianos que los llevaron a Australia a inicio del siglo XIX, pero los cruzaron con otros perros collies y pastores como Dálmata, Kelpie, Dingo y Bull terrier, ya que necesitaban perros más fuertes para las condiciones complejas del ganado.

A finales del siglo XIX lograron tener un perro que les mordía los talones al ganado para guiarlo, que se adaptaba a las personas en su trabajo y a distintas condiciones climáticas de frío o calor. Alcanzaron una raza de perros robustos, que se conocen como pastores ganaderos australianos, que reconocen por ser trabajadores y se han registrado casos de vida de hasta 29 años. 

Rasgos de su comportamiento

Por naturaleza son perros prudentes con los extraños, ya que su instinto es proteger a su rebaño de los desconocidos y es lo que hace con sus familias y dueños. Para evitar que cuando sean adultos tengan comportamientos agresivos es importante educarlos desde temprana edad. Un aspecto a controlar con entrenamiento es su fuerte instinto a morder cuando están muy ansiosos. 

Como son muy comprometidos con sus familias, toman muy en serio su protección, por lo que es una raza que se recomienda para personas conocedoras de la crianza de perros y de este tipo de razas, como los pastores ganaderos australianos. 

Cómo mantenerlos saludables 

Son muy resistentes y presentan pocas enfermedades, pero pueden padecer de trastornos hereditarios oculares como la mayoría de las razas de perros. Al igual, que problemas como la displasia de cadera, que les provoca dificultades de movilidad. Los dueños de estos perros deben practicárseles exámenes de cadera y de su visión, antes de iniciar su crianza y educación. 

Para mantenerlos más saludables deben hacer al menos una hora de ejercicio al día. Son perros muy resistentes con gran aguante para hacer ejercicios, ya que son muy ágiles y pueden hacer saltos de grandes alturas, por ello algunos saltan vallas y pasan a cualquier lugar, también pueden robar comida de mostradores. Son perros que deben estar ocupados para mantenerlos tranquilos.

Cómo asearlos

Es importante conocer que mantener aseado, suave y desenredado su doble pelaje solo basta con mantenerlo con cepillados semanales. En general, su pelaje es de unos 2,5 a 4 cm, excepto en de su cabeza que es más corto. Mientras, que el pelo en su barriga es más largo al igual que detrás de las patas y es donde se requiere de mayor mantenimiento de su pelo duro y liso. 

Cómo alimentarlos

Su nutrición debe basarse en una dieta adecuada y proporcionada con todos los nutrientes y muy importante se debe asegurar su ingesta de abundante agua fresca. Los expertos recomiendan que estos perros coman al menos dos veces al día de su alimento específico, para mantenerlos en forma tanto física como anímicamente. 

Si adoras los perros pastores, no puedes perderte nuestro articulo sobre el Pastor Alemán, una de las razas más conocidas del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *