La Kawasaki Ninja H2R es considerada por muchos expertos como la moto más rápida del mundo. Esta joya de la ingeniería puede lograr 400 kilómetros por hora en la bicoca de solo 26 segundos y desde el 2018 tiene la marca en el continente asiático de quebrar la plusmarca mundial dentro de su categoría. 

Sin duda es una de las motos de fabricación masiva más veloces de la historia. Según la propia Kawasaki esta pieza de colección posee un motor de cuatro cilindros  y un compresor que puede distribuir 326 caballos de Vapor.

La Ninja H2R estuvo concebida dentro de una cooperación de varias divisiones de la propia Kawasaki. Ella tiene lo último en tecnología de motores y chasis; para muchos especialistas es considerada una artesanía tecnológica y es llamada a ser un icono dentro del mundo del motociclismo.

Una moto de ensueño

Simplemente esta Ninja H2R ha sido diseñada para volar en la pista. Su ingeniería estuvo basada en poder metafóricamente volar en una pista. Por ahora no hay otra moto que pueda alcanzar tal velocidad sin mostrar alguna falla en su motor o estructura.

El modelo 2019 ha hecho notables mejoras. Su motor ha podido reducir los niveles de ruido. Además el sistema de escape de carbono solo produce 98 decibelios una buena alternativa para no percibir ningún tipo contaminación  sin perjudicar el rendimiento y su potencia. 

Para muchos esta pieza automotriz es considerada la “Bugatti” de las motos, es una máquina capaz de ir en carretera en no menos de 400 kilómetros por hora.  La Kawasaki ha dado en el blanco con este lujoso modelo pensado para poder competir en los mundiales de motocicletas y para aquellos amantes de la velocidad que quieran sentir la adrenalina de ir montado en un cohete supersónico en la carretera. 

La Ninja H2R ha batido el record de velocidad de Bonneville para la categoría P-PB 1000, la cual es una categoría que está concebida para motores de producción sobrealimentados. El piloto japonés  Sighera Yamashita fue el encargado de montar esta diablura y quebrar la marca. La prueba se realizó en los Estados Unidos. 

En un  primer intento, la  Ninja H2R alcanzó los 340 kilómetros por hora y en el segundo test llegó a estar en unos 333 kilómetros por hora. La media de la prueba se situó en unos 333.55 kilómetros por hora. Lo que evidenció la capacidad de velocidad de una máquina hecha para volar.

A la mayoría de los mortales nos aterraría semejante poder, por eso es interesante conocer todo lo que hay que saber sobre la Honda Integra 700, un modelo más acorde para el día a día.