Como minería o mining se conoce al proceso de aportar recursos de procesamiento para que puedan desarrollarse y verificarse de forma eficiente las miles de transacciones que se realizan a diario en cualquier plataforma de criptomonedas basada en cadenas de bloques (Blockchain), los mineros que realizan este trabajo reciben un pago en fracciones de la misma criptomoneda a la realizan el minado.

Este pago es una forma de compensar los gastos que asume el minero para llevar a cabo este proceso, ya que para hacer minería de criptomonedas se necesita de hardware y software especializado y con la capacidad necesaria para poder soportar las exigencias de las transacciones, lo que implica un consumo considerable de electricidad.

Los costos asociados a la minería tradicional han hecho que este método de minería de criptomonedas que efectuaban una gran cantidad de personas desde sus casas se hay vuelto poco rentable, no obstante han surgido otros métodos más eficientes y de menor costo, entre ellos la minería en la nube o cloud mining, como también se le denomina.

Un acercamiento al concepto de minería en la nube

La minería en la nube es un proceso que se realiza en centros de datos remotos que poseen el poder necesario para procesamiento compartido de un alto volumen de transacciones en cadenas de bloques, por lo que es necesario que cada minero disponga de las máquinas y el software necesario en su casa u oficina; los mineros no tienen que preocuparse por poseer el hardware exigido, instalar ningún programa especializado o del gasto de electricidad.

Para poder minar cualquier criptomoneda solo necesitan alquilar el porcentaje de la potencia que necesita a las empresas que tienen la capacidad instalada de hardware y software y ofrecen este servicio, se trata de inversores y grandes empresas que cuentan con las instalaciones preparadas y los equipos para hacer un proceso de minería altamente eficiente.

Podría decirse entonces, que la minería en la nube es un servicio que ofrecen determinadas empresas, a través del cual las personas que deseen convertirse en mineros pueden alquilar la potencia necesaria para minar la criptomoneda de su preferencia y obtener ganancias por esta labor, por supuesto como en toda inversión hay que considerar los riesgos asociados.

¿Cuál es su método de funcionamiento?

Para convertirse en minero, el interesado debe alquilar el poder de minado que necesita (hashing power o poder de hashing) a una empresa que ofrece este tipo de servicios, para ello adquiere un contrato minero, con estas empresas que pueden ser:

  • Piscinas mineras (mining pools), en las que cada miembro comparte su poder de hashing y obtiene una recompensa en función de su aporte.
  • Empresas de minería que necesitan tener liquidez para ampliar sus operaciones y alquilan parte de su capacidad minera, cuando la empresa recibe las ganancias por su labores de minería, le paga al usuario una parte proporcional a lo obtenido por la potencia minera que tiene alquilada.

Formas actuales de minería en la nube

Actualmente se puede encontrar tres formas distintas de realizar la minería de criptomonedas de manera remota, seguidamente explicamos cada una de ellas:

Minería hospedada

La minería hospedada puede darse bajo dos modalidades distintas:

  • El usuario posee su propios equipos de minería (hardware) y los envía a un empresa que se dedica a la minería, donde los pondrán en funcionamiento, esto puede obedecer a la necesidad de ahorrar costes asociados a las labores de minería o para evitar las molestias de ruido constante y calor que produce el funcionamiento constante de este tipo de equipos.
  • El usuario alquila una o varias de las máquinas físicas (hardware) propiedad de la empresa, la cual está dedicada al trabajo de minería de criptomonedas.

En ambos casos el usuario firma un contrato a tiempo determinado, en el cual se obliga a pagar una determinada cantidad de dinero por los servicios prestados por la empresa y se indica que recibirá un porcentaje de las recompensas que se obtenga por el trabajo de minería realizado por dichas máquinas; vale considerar que el porcentaje de la recompensa es mayor cuando la máquina es propiedad del usuario.

Minería hospedada virtual

Es una forma bastante similar a la minería hospedada, sólo que en vez de alquilar una máquina física (hardware), se alquila un servidor privado virtual, al que se accede por vía remota a través de internet; teniendo control sobre el hardware minero acordado a través de un contrato con la empresa.

El usuario puede elegir el software que desee para minar, así como la criptomoneda que desee brindar apoyo en las transacciones que realiza en su Blockchain y el tiempo en que realizará estas labores de minado.

Alquiler de poder de hashing

Es la forma más utilizada para la minería en la nube, incluso muchas personas piensan que es la única forma de cloud mining que existe; el usuario debe alquiler el poder de hashing (potencia minera) a una empresa que ofrece estos servicios, pero ello no implica tener que alquilar en equipo físico o un ordenador virtual dedicado a estas labores.

El usuario debe suscribir un contrato a tiempo determinado, mediante al cual adquiere cierta cantidad de ese poder de minería a cambio del pago de una determinada cantidad de dinero, durante el tiempo de operación pautado en el contrato el usuario recibirá los pagos en criptomonedas por sus servicios, las cuales podrá retirar o transferir a su monedero virtual o wallet de criptomonedas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *