Lazo amarillo catalan

La solidaridad es expresada con lazos cruzados en España donde se han apoyado distintas causas con este símbolo, al cual se le ordenó retirada inmediata de la Generalitat en su momento, cuando se generó la polémica por relacionar a los lazos amarillos con la política. Desde que el presidente de la Generalitat, Quim Torra se empeñó en no acatar la decisión de la Junta Electoral de quitar el lazo amarillo que se destacó en la fachada de la Generalitat, presentándose polémica al respecto entre independentistas y nacionalistas.

Lazos de solidaridad

Hay que destacar, que los lazos amarillos se asociaban como símbolo al día Nacional de la Espina Bífida celebrado desde el 21 de noviembre de 2013, cuando se realizaron campañas internacionales y nacionales en España, Reino Unido, Sudáfrica, Argentina, Guatemala y Paraguay.

En 2014 desde la Federación Española de Asociaciones de Espina Bífida e hidrocefalia (FEBHI), y otras asociaciones, divulgaron la campaña por redes sociales con el eslogan de milazoporlaEB para mostrar videos y fotos de muchas personas y personalidades llevando dicho lazo amarillo, como muestra de apoyo a quienes padecen dicha patología.

La endometriosis es otra enfermedad que se identifica con dicho símbolo desde hace más de una década y su principal asociación la Adaec, se ha quejado en su página oficial de Facebook de su uso en el plano político, ya que con anterioridad se ha identificado a los colectivos de pacientes afectados por la endometriosis.

El lazo amarillo catalán

El lazo amarillo como símbolo catalán tiene su historia ya que en 1704 el virrey Francisco Antonio Fernández de Velasco y Tovar restringió el uso de escarapelas amarillas partidista durante la guerra de Sucesión con el fin de evitar la propaganda del bando que la utilizaba y que creaba discordias familiares.

En la historia contemporánea de Cataluña el 16 de octubre de 2017 cuando encarcelaron a Jordu Cuixart y Jordi Sánchez se reinició el uso de los lazos amarillos en una campaña web para promover la libertad de los Jordi`s.

El 24 de noviembre la Junta Electoral Central, informó su decisión de impedir que interventores, miembros de mesa y apoderados del Parlamento de Cataluña llevarán lazos amarillos.

Disposición que provocó una polémica en las redes sociales donde se pedía el uso de los lazos amarillos a manera de protesta. Después, en septiembre de 2018 se reclamó la retirada de los lazos amarillos de los edificios institucionales de Cataluña de parte del Defensor del Pueblo Francisco Fernández Marugàn.

En líneas generales desde la Junta Electoral Central se ha considerado que la exhibición de dichos lazos y de otros símbolos independentistas catalanes no puede ser compatible con la neutralidad, principio que se exige a las instituciones, por lo que han dado plazos a la Generalitat para retirarlos de los edificios públicos en varias oportunidades.

A lo que sus autoridades como el presidente de la Generalitat, Quim Torra ha respondido que ha actuado en la defensa de la libertad de expresión y que no se ha escondido ante las resoluciones de la Junta Electoral Central (JEC).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *