Cuando se habla de musulmanes se hace referencias a las personas que siguen la religión del islam; creen en la existencia de Alá como único Dios y en Mahoma como el profeta enviado por Alá a la tierra; el libro sagrado de los musulmanes es el Corán; que durante siglos ha sido considerado como una guía para la vida tanto espiritual como terrenal.

El comportamiento sexual de los musulmanes, como los otros aspectos de su vida, está regido por la religión, que establece el matrimonio como institución y prohíbe las relaciones fuera de él, se establece que una buena esposa debe estar dispuesta a complacer a su marido, para evitar que puede ser tentado a tener relaciones fuera del matrimonio, lo que lo sumergiría en el fuego del infierno.

A los esposos les indica que deben mantener siempre un trato bondadoso para con sus esposas, que además debe ser cariñoso y respetuoso, así siempre estará a su lado y se fortalecerá su relación; el islam considera a la esposa como una mujer destinada a las labores del hogar, que debe obediencia y respeto a su marido y debe atenderlo de la mejor forma posible en todo momento.

En cuanto a cómo son los musulmanes en la cama, su religión establece que el esposo debe tratar a la esposa con bondad y respeto en todo momento, su libro sagrado el Corán exige a los hombres que traten bien a sus mujeres en la convivencia, esto incluye por supuesto a las relaciones sexuales; debe evitar lastimarla y tienen que se muy paciente con ellas.

Los momentos de intimidad sexual son el espacio ideal para demostrar su amor y respeto, así como su comprensión a su mujer, tratando en todo momento de lograr el disfrute pleno de la pareja por medio de la participación mutua. No es momento para tocar temas o asuntos que causen molestias o para estar disgustados.

El esposo debe escuchar a su esposa y los detalles que le plantea en relación a cualquier tema, incluidas las relaciones íntimas, para fomentar la comunicación. Si se presenta algún problema o irregularidad debe ser tratado lo más pronto posible para evitar que se convierta en un factor que deteriore la relación.

El matrimonio como base de las relaciones sexuales

El matrimonio es la base de las relaciones sexuales para los musulmanes, ya que su religión prohíbe las relaciones sexuales prematrimoniales y extramatrimoniales, las cuales son severamente castigadas, no obstante, la poligamia está permitida, es decir un hombre puede tener varias esposas a la vez, por supuesto debe tener la suficiente capacidad económica para mantenerlas.

De allí surge la interrogante ¿Cómo son los musulmanes en la cama cuando tienen varias esposas?, sus creencias indican que todo esposo está en la obligación de atender a cada una de sus esposas con igual dedicación destinando el tiempo necesario para atenderlas, es decir debe satisfacer sexualmente a cada una de sus cónyuges.

Una de las condiciones básicas para el matrimonio es que la mujer sea virgen, ya que de lo contrario se considera una falta grave, las mujeres casadas no acostumbran a manifestar sus deseos sexuales o quejas a sus maridos, ya que es posible que éstos los interpreten como que su esposa ha tenido un pasado oscuro en cuanto a las relaciones sexuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *