La psicología es una ciencia social bastante amplia, que trata desde problemas cognitivos en general, hasta enfermedades mentales, la raíz cerebral de algunas conductas, e incluso nuestra percepción de la sexualidad. Entre la rama más desconocida, pero no menos importante, se encuentra la psicología estudiantil

Los psicólogos estudiantiles en Benidorm se encargan optimizar el proceso de aprendizaje de las personas. En este artículo, te hablaremos un poco más al respecto.  

Definiendo la psicología educativa

Esta rama de la psicología se encarga de ayudar a las personas en su proceso de educación. Aunque normalmente es asociada con la ayuda a niños o adolescentes, la verdad es que la psicología educativa es mucho más amplia. Ayuda en los procesos de aprendizaje con personas especiales, en educación superior para adultos, y en cualquier clase de sistemas educativos, sean formales o informales. 

No obstante, las instituciones educativas no son su única área de trabaja. La psicología educativa también tiene una parte teórica, que se dedica a estudiar y a definir los procesos de aprendizaje de las personas. También puede ser adoptada por empresas para evaluar el nivel educativo o de aprendizaje de potenciales empleados. 

A qué se dedica un psicólogo educativo. 

Por lo general, el psicólogo educativo procurar determinar los problemas de aprendizaje de sus alumnos. Mediante una evaluación de sus capacidades, su ambiente y su personalidad, el psicólogo podrá determinar cuáles son las causas de tales dificultades. 

En ocasiones, esos inconvenientes se deben al ambiente familiar en que la persona se desenvuelve; problemas emocionales o cognitivas como miedos, temores, o ansiedades; o incluso, problemas para relacionarse a otros compañeros debido al abuso escolar. 

Este experto se encargará de solucionar todas estas situaciones, para mejorar el proceso de aprendizaje, y como no, su salud mental. Entre sus funciones más comunes podemos encontrar las siguientes: 

  • Establecer sesiones con el paciente (alumno) y sus familiares, para intervenir en la situación. 
  • Ayudar a que la persona puede desarrollarse personal y socialmente con sus compañeros y familiares. Para eso, se vale de varias herramientas para mejor el control del estrés, la relación y conflictos entre compañeros, entre otros. 
  • Enseñar técnicas de aprendizaje como tiempos de descanso durante las sesiones de estudio, lectura en voz alta, etc. 
  • Asesorar al equipo de educadores para que ejecuten mejor su pedagogía, y tratar mejor a los alumnos. 
  • Solicitar la ayuda de otros profesionales en caso de haber problemas mentales, o la persona necesita de la asistencia de un Logopeda. 
  • Procurar que los estudiantes alcancen satisfactoriamente sus logros académicos.
  • Asesorar a otros para escoger la profesión más adecuada a sus necesidades, habilidades y gustos. 
  • Establecer técnica de evaluación para monitorizar el proceso de aprendizaje de los alumnos. 
  • Muchas otras más.

¿En serio es necesario un psicólogo educativo? 

Por supuesto que sí, ya que frecuentemente existe una razón psicológica para que las personas tengan dificultad para aprender. No se trata de que las personas sean ignorantes, todo puede deberse tanto a una mala técnica de estudio como a traumas o problemas psicológicos profundos que afectas su capacidad de aprender. 

Es por eso que, si tú o algún familiar se encuentran en una situación parecida, te recomendamos buscar un psicólogo educativo. En Benidorm, hay muchos de estos especialistas a tu disposición. 

Si Benidorm te queda lejos, te mostramos psicólogos educativos en Parla, para que puedas disponer de tu profesional cercano.