Muchos famosos y celebridades se han propuesto comprar isla privada y lo han conseguido como la popular cantante colombiana de la que se dice que tiene su isla, al igual que Leonardo DiCaprio y otros que tienen donde hacer su vida con total privacidad y lejos del caos de las grandes ciudades.

En algunos sitios online se ofrecen para la venta islas en distintas partes del mundo e incluso, existen páginas especializadas para tal fin que permite que quienes tengan ese deseo y puedan cumplirlo puedan revisar interesantes galerías de fotos de hermosas islas de distintos estilos y paisajes. También, ofrecen islas en alquiler.

La venta de islas privadas es una modalidad que tiene grandes curiosidades ya que los propietarios pueden convertirse en la realeza de sus dominios, tan solo con colocar más dinero al momento de alquilar o vender. Muchos tienen sus paraísos en islas ubicadas en Fiji, El Caribe, Canadá y en Europa. Algunas son tan inalcanzables porque tienen precios tan extremadamente caros, ya que los sitios de viajes e inmobiliarias especializadas en turismo y ventas exclusivas de islas se encargan de conseguir los mejores negocios.

Los propietarios si tienen que tener presupuestos destinados a gastos permanentes como para su mantenimiento, la cancelación de costos de agua, energía e inclusive, de la cancelación del alojamiento para el personal que realiza las tareas domésticas y para los huéspedes.

Otros quieren construir instalaciones propias para tener mayor independencia en los territorios que han adquirido al momento de comprar isla privada y tener su personal contratado directamente; aunque a veces es un gran reto conseguir a los trabajadores adecuados y para mantenerlos en una isla, ya que muchos desisten rápidamente.

Detalles a considerar

Antes de adquirir una isla en propiedad hay que tener en cuenta muchos detalles, como el acceso, porque muchas son tan remotas que sólo se puede llegar en avión privado o en barco y puede ser un gran inconveniente para muchos.

Otras islas son hermosas pero, tienen dificultades por las condiciones climáticas que pueden ser inclementes y comprarlas puede ser una mala decisión. Cuando se conocen esos detalles es posible elegir islas con condiciones favorables tanto para el acceso como para condiciones más amigables con la habitabilidad, para poder disfrutarla por más tiempo.

Existen ofertas de islas que se pueden ubicar en lagos y con casas antiguas, las cuales requieren 3,2 millones de dólares para comprarlas y que incluso, tienen un cable submarino que asegura la energía eléctrica para todas sus instalaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *