Hay que iniciar comentando que Europa o dicho de otra forma la Unión Europea es la región del mundo con menos nivel de corrupción según datos de organizaciones como Transparencia Internacional, sin embargo, las cifras con respecto a ese problema social son muy diferentes entre los estados miembros de la UE.

Se destacan los países escandinavos como los que tienen los niveles más bajos de corrupción y los de márgenes más altos de casos de corruptelas están en los países del Sur y Este de Europa y se notan retrocesos tanto en su calidad democrática como en la incidencia de represión a las libertades civiles, según señalan asociaciones que miden estos niveles.

La ventaja es que, pese a que hay mucho por corregir para avanzar en la lucha contra los casos de corrupción en los 28 estados miembros, se reconoce por parte de dicha ONG, que la Unión Europea es la región menos corrupta de todo el mundo.

Ranking europeo de Asociación Civil Transparencia Internacional

La Asociación Civil Transparencia Internacional ha ubicado a cinco países europeos más corruptos dado su nivel más elevado de casos, siendo los países señalados como los que se encuentran más alejados de resolver esta problemática: Chipre que acumula 59 puntos, al igual que la República Checa y Lituania que también tienen esa puntuación.

Son seguidos por Letonia con 58 puntos de corrupción y por España que acumulan igualmente 58 puntos en esta escala del índice de percepción de la corrupción de la ONG, la cual tiene una tabla de medición desde cero es un estado muy corrupto y 100 puntos los estados con muy poco nivel de corrupción.

En ese orden de ideas, el sexto país con un nivel de corrupción que preocupa a las asociaciones civiles europeas es Rumanía que es calificado con 47 puntos, seguido de Hungría con 46 puntos en un séptimo lugar.

Grecia y Bulgaria son el octavo y noveno lugar con 45 y 42 puntos y España en un décimo lugar con igual puntuación. Según, Transparencia Internacional, la Unión Europea experimenta bajos niveles de corrupción en relación con el resto del mundo, pero todavía hay espacio para mejorar.

En la lista del ranking mundial donde se refieren los países europeos más corruptos, se señalan a la República Checa y Chipre con 59 puntos en un 38 lugar de dicha lista y a España con 58 puntos en empate con Letonia en el 41 lugar del ranking mundial de corrupción. El quinto lugar de Europa en esta lista es de Malta con 54 de puntuación.

El problema que han identificado para superar esta problemática en algunos países de la UE es que parece no haber preocupación y que han elegido el camino de la impunidad a algunos casos de corrupción complicando la situación.

Transparencia Internacional ha señalado a países como Hungría con en esta tendencia en cuanto a la corrupción. Desde su sede en Berlín han destacado que existe en sus instituciones democráticas un estado de deterioro y reducción del espacio de participación de la sociedad civil y medios de comunicación, afectándose el estado de derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *