A continuación, te mostramos algunos de los principales consejos que deberás de seguir para tener una correcta higiene en la zona íntima de la mujer.

Lávate con regularidad

Báñate o dúchate por lo menos una vez al día para sostener tu cuerpo limpio en una buena salud femenina y evadir los pésimos olores. Impide el agua fría, dado que puede provocarte mal menstrual; es preferible que esté calentita.

 Eso sí, no te pases con el agua ardiente si te das un baño en la bañera, porque puede causarte vaginitis irritativa.  Es evidente que además vas a necesitar lavarte las manos luego de haberte cambiado la custodia menstrual, pero no olvides lavártelas antes. ¡Piensa en todo lo que tocas del baño!

 Y límpiate de la forma correcta

La vulva y la vagina son más sensibles que otras partes de tu cuerpo gracias a su pH, por lo cual tienes que evadir jabones y geles que tengan perfume o elaborados químicos porque tienen la posibilidad de dañar tu flora vaginal; mejor utiliza los destacables para la región íntima femenina o los que son naturales.

 Límpiate siempre externamente, jamás te laves la vagina y menos todavía con duchas vaginales, porque puedes modificar tu flora y pH vaginal, creciendo el peligro de infecciones y vaginitis. Cuando finalices, sécate realmente bien para evadir que haya exceso de humedad: ¡le encanta a los hongos y las bacterias!

Cómo limpiarte con papel higiénico

seguramente te parezca una tontería, pero la forma donde usas el papel higiénico tiene mucha consideración. Cuando te limpias de atrás hacia adelante, corres el peligro de mostrar tu vagina a bacterias rectales dañinas que tienen la posibilidad de ocasionar infecciones de orina o vaginales por hongos. Límpiate siempre de adelante hacia atrás y cuando lleve a cabo caca, límpiate bien con agua no muy caliente. 

Renueva tu armario

 Impide los pantalones que te opriman la vulva y las telas sintéticas no transpirables. Esta clase de ropa incrementa la humedad y el calor en tu región íntima, favoreciendo irritaciones e infecciones.

Utiliza ropa interior de algodón y ropa holgada para estar fría y seca. Si te bañas en el mar, piscina, río… no estés bastante rato con el bikini o el bañador mojados, porque puedes pillarte una infección; de hecho, en verano las infecciones se duplican por esto, ¡imagina! Es preferible que te cambies, seques bien la vulva y te coloques unas bragas de algodón. 

Cámbiate las compresas y los tampones con frecuencia

 Reemplaza las compresas y los tampones cada 4 horas más alto, aunque no estén llenos de sangre menstrual. Usarlos a lo largo de más tiempo incrementa el peligro de infecciones y de padecer el trastorno del shock tóxico (SST).

 Si estás evadiendo cambiar tus tampones o compresas porque son caros, busca en tu red social productos para la menstruación gratis o con descuento. En ocasiones, los colegios, centros doctores, bancos de comestibles u otras asociaciones suministran productos sanitarios. Si lo necesitas, no lo dudes. ¡No hay nada de lo que avergonzarse!

 Usa los tampones adecuados

Utiliza siempre el tampón de menor absorbencia para tu tipo de fluido menstrual y jamás lleves un tampón si no tienes la regla. Si usas un tampón muy absorbente cuando no lo necesitas o uno (aunque sea pequeño) cuando no estás menstruando, te arriesgas a padecer el trastorno del shock tóxico.

Usa una copa menstrual

Si usas compresas y tampones, te sugiero que le des unos cuantos vueltas a pasarte al grupo de las que escogemos las copas menstruales. Tienen bastantes virtudes. Están hechas de silicona de nivel médico, por lo cual son seguras para nuestro cuerpo.

Recogen la regla en vez de absorberla, evadiendo la sequedad vaginal y las infecciones. Puedes llevarlas hasta 8 horas consecutivas y duran hasta 10 años, por eso son muchísimo más económicas y menos dañinos para el medio ámbito. Y esto solo es la punta del iceberg. ¡Descubre otras virtudes aquí ¡ 

Practica sexo seguro

A lo largo de la menstruación, te enfrentas a un peligro agregada de contraer o contagiar anomalías de la salud que se emiten por la sangre, como el VIH o la hepatitis B, tanto si practicas sexo oral como sexo con penetración. Este más grande peligro hay que a las concentraciones más altas de VIH y hepatitis B que están en la sangre, en contraste con las concentraciones comparativamente más bajas en otros fluidos corporales como el semen y las secreciones vaginales.

 Además, cuando nos encontramos menstruando, el útero está perdiendo mucosa, por lo cual la oportunidad de contraer otras anomalías de la salud de transmisión sexual como la sífilis o la gonorrea es más elevada.  Eso no supone que cuando poseas la regla evites las relaciones sexuales con penetración, sino que vas a tener que utilizar preservativo y extremar las prudencias, además para evadir quedarte embarazada; algo complicado, pero no irrealizable, como enseñamos en este texto.

 Con respecto al sexo oral, si crees que tienes alguna patología transmisible, impide que te lo hagan; las barreras bucales no protegen lo bastante del fluido menstrual.

La consideración de entrenar una aceptable higiene a lo largo de todo el mes

 Varios de los consejos anteriores te van a ayudar a gozar de una increíble higiene íntima a lo largo de todo el mes. Síguelos y verás la distingue. Además, puedes comunicar este artículo con los otros y esta guía con consejos sobre menstruación para principiantes.

No solo ayudarás a tus amigas, además combatirás los tópicos y tabúes que previenen que muchas mujeres vivan su regla con seguridad. No puedes imaginar la proporción de chicas (¡y mujeres!) que enferman porque, entre otras cosas, creen que no tienen la posibilidad de bañarse cuando tienen la regla o que no pasa nada por llevar tampones más tiempo del debido. 

¿Quiere diferenciarse en tu vida y en la de alguien más?

¡Nos hemos asociado con Zonta France para empujarlos a llevar a cabo precisamente eso! Zonta es una sorprendente organización en todo el mundo de expertos que empodera a mujeres de todo el planeta.

Trabajan con la Organización de las ONU (ONU) y el Consejo de Europa para hallar que las mujeres tengan un futuro más brillante. En sus propias palabras: «Imaginamos un mundo donde los derechos de las mujeres sean reconocidos como derechos humanos y todas las mujeres logren lograr su más alto potencial».

 Nos encanta el trabajo que hace Zonta porque se alinea con varios de nuestros objetivos y principios. Por eso, nos encontramos haciendo un trabajo con ellos para contribuir a marcar la diferencia: por cada copa menstrual comprada en Francia, donaremos una copa a Zonta Paris Port Royal Concorde para que logren contribuir a alguien que podría requerir más atención menstrual.