El subsidio para mayores de 55 años (ahora 52 años) se trata de una ayuda económica que consta de 430 euros mensuales para el trabajador en paro hasta que cumpla la edad legal para la jubilación ordinaria.

En ese momento, deja de percibir el subsidio para empezar a cobrar la pensión. Cabe resaltar que en el mismo periodo en que se disfruta del subsidio, se continúa cotizando para la jubilación.

Desde el año pasado, el subsidio para mayores de 55 años cambió a  subsidio para mayores de 52 años, y, de este cambio, resultó en mejores condiciones para las personas que cobran el anterior subsidio y la apertura a un nuevo subsidio para las personas mayores de 52 años.

Si deseas conocer más sobre este subsidio, aquí te enseñamos todo lo que necesitas saber.

Ventajas en el cambio del antiguo subsidio para mayores de 55 años

El Servicio Público de Empleo (SEPE) aplicará de manera automática las nuevas condiciones al subsidio de mayores de 55 años. Por ende, los que disfrutan de este subsidio no tienen que realizar ningún trámite adicional.

Por lo que, las siguientes mejoras son tanto para los del antiguo subsidio como para los del nuevo:

  • Se elimina el pago parcial en el subsidio de mayores de 55 años, a partir de estos cambios todas las personas que tenían subsidio parcial pasarán a cobrar el 100%.
  • Las cotizaciones para la jubilación aumentaron del 100 al 125%, es decir, los subsidiados estarán acumulando las cotizaciones de la jubilación mientras cobran el subsidio.
  • No será necesario elegir entre la jubilación anticipada y el subsidio, desde ahora las personas podrán escoger entre seguir cobrando el subsidio hasta la edad legal y una vez cumplido los requisitos para una jubilación anticipada, hacer la solicitud y dejar de cobrar el subsidio.
  • Las nuevas mejoras afectan a tu familia, puesto que tomarán en cuento solo los ingresos personales del solicitante.
  • Y, por último, el proceso y las obligaciones siguen siendo las mismas, como por ejemplo: las declaraciones de renta de manera anual.

Requisitos para el subsidio para mayores de 55 años (ahora de 52 años)

Los principales requisitos son:

  • Tener 52 años o más en la fecha en que se acaba la prestación por desempleo o el subsidio por desempleo.
  • Tener más de quince años de cotización para la jubilación.
  • Tener más de seis años de cotizaciones por desempleo.
  • No tener renta propia y no tener ingresos mayores de 700 euros al mes.
  • Estar inscrito como solicítate de empleo, y no haber rechazado ninguna oferta de trabajo.
  • Suscribirse al Compromiso de Actividad.

Además de los requisitos mencionados anteriormente, debes tomar en cuenta que debes presentar alguna de estas situaciones:

  • Estar recibiendo u optando por recibir el subsidio.
  • Tener un subsidio agotado.
  • Es necesario haber agotado una prestación por desempleo.
  • Ser inmigrante retornado a España.
  • Estar en una situación de desempleo legitima.

En el subsidio para personas mayores de 55 años (ahora de 52) se percibe alrededor del 80% del indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, 480 euros al mes.

Esperamos que toda esta información te sirva para los trámites y procesos que debes realizar ante el subsidio para mayores de 55 años.